sábado, 5 de agosto de 2017

DIVERSIDAD DE CRITERIOS?... (I)


                                        Por Guillermo Alvarez


       Me gusta FACEBOOK por la diversidad de criterios que se desbordan en  sus paginas. Es lo mismo por momentos un centro tan importante,  como el Salón del Ayuntamiento en Oslo, capital de Noruega donde se entregan anualmente los Premios literarios NOBEL,   "un galardón que se otorga anualmente para recnocer a personas o instituciones que hayan llevado a cabo descubrimientos o contribuciones notables a la humanidad..."
       Lo mismo que  la Organización de las Naciones Unidas, donde la Paz que se respiro probablemente el 24 de octubre de 1945, fecha de su fundación en la ciudad estadounidense de San Francisco, no sea la misma que se percibe ahora,
       O los premios OSCAR,  a la excelencia en logros cinematográficos, otorgados por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas en su sede de Nueva York..., en todas se palpa en el ambiente --al parecer--, la  paz, el respeto mutuo, inteligencia, comprensión..., todo bajo un hálito  de  etiquetas diferentes.
      Pero resulta que al ahondar en cada uno de los miembros de esta "élite", lo mismo en  ONU, que los ejecutivos de otras entidades no políticas, pero si politizadas, es cuando se descubre que cualquier opinión en la dirección del tema que sea, lleva por sello el interés de sistemas políticos en los que los pueblos no deciden nada.
      Que somos carneros conducidos por el pastor hacia la dirección que este quiera. De ahí que tome la similitud con FACEBOOK, porque generalmente ninguna linea va nunca en un mismo sentido (solo las del tren), pero la diferencia radica que hasta en las propias redes sociales, cada uno opina lo que quiera y como lo desee, sin que un tema escape a la discusión por los que no comparten idénticos criterios, pero no existen leyes que te prohíban argumentar tus ideas.
      Si alguien expone un asunto, no todos tienen porque compartir el mismo pensamiento. Algunos estarán de acuerdo, otros no,  los menos se abstendrán, pero la sangre nunca llegara al río.  Mas cuando de reuniones de diplomáticos y jurados se trata, siempre habrá detrás de  sus defensas un interés que en la mayoría de los casos corresponden a caprichos de un solo hombre, gobernante, o Presidente de una nación, por mas grande o  pequeña que ella sea.
    Por eso no creo en sistemas políticos ninguno, ni en quienes los dirigen. Desde la esclavitud o el feudalismo al mundo de hoy donde otras "gentes"  pretenden indicarnos lo que desean que hagamos. No creo en las bondades del imperialismo, el capitalismo ni en  el comunismo.
      El tema tiene mucha, muchísima tela por donde cortar, pero lo dejare allí para continuarlo en nuevas lineas. En definitiva no todos somos ni pensamos iguales ,  aunque se pretenda convertirnos en  marionetas en manos de ocultas intensiones y esas son las que pretendo discernir.
    
Publicar un comentario