sábado, 12 de octubre de 2013

CUBA NO ES UNA OBLIGACIÓN..., PERO ES DE TODOS

       

            Por Guillermo Alvarez

             Hace ya unos cuentos años, recién llegado de Cuba, cuando realizaba mi segundo trabajo en Miami en un concesionario de autos, escuche mientras conducía,  una conversación en un programa radial, entre dos conocidos personajes del periodismo político de esta ciudad, los señores Armando Perez Roura y su --ya fallecido-- compañero de mesa  y micrófonos,  Agustín Tamargo.
            El tema versaba en relación con una "supuesta conversación" ente representantes del exilio cubano, incluida la prensa y autoridades del Gobierno de Cuba. Para ese entonces ni siquiera me imaginaba el rostro de los dos, que por primera vez los vi luego en un diario local.
           Pero desde que me introduje en ese espacio, observe que entre ellos, a pesar de sus respectivos odios al Gobierno cubano --y pienso, cada cual es libre de tener o pensar con sus razones--, había una pequeñísima diferencia. Mientras el señor Perez Roura desplegaba todo su agresividad y su incontenible deseo de acabar de desaparecer a Cuba, Tamargo, lo apaciguaba y proponía otros métodos para resolver lo que ambos consideraban eran las soluciones perfectas y destruir el gobierno castrista, de una vez.
          Uno de esos dias, coincidí en  mi sintonizador, con la emisora donde se producía el programa: Radio Mambi, la grande. Lo de "mambi", para mi  en franca ofensa a nuestros patriotas, que salieron a la manigua a derrotar al invasor español, en el siglo antes pasado. Y lo de "grande", tal vez por la obsecion hitleriana  del primero de arrasarlo todo..., pero con las sangres de otros.
        Desde ese día el señor Perez..., acabo de caerme mal. Su nada disimulada ira lo llevo a proponer, cosa que imagino aun sigue haciendo, pues desde hace muchísimos años deje de escucharlo, "invadir a Cuba y que el pueblo se lanzara a la calle", para combatir al gobierno. Pero en esa misma jornada, como echa para que terminara de escuchar sandeces, ya al final del programa Tamargo le hizo la siguiente pregunta:
     Ven acá Armando, si algún día tuviéramos la posibilidad de ir a Cuba y el gobierno nos invitara a dialogar en una mesa, donde cada uno expusiera sus ideas, tu irías?. A lo que con su edulcorada y alta voz, contesto tajante: "A mi no se me ha perdido nada en Cuba y por otra parte, no tengo nada que discutir con esos señores...", pero tu irías?, le repico a Tamargo, quien le respondió: "Pues yo si, con todo el derecho que me corresponde como cubano,. Por que no?...
      Su idolatría por el capitalismo, mas el dinero que muchos "contribuyentes" colocan en sus bolsillos para hablar todo lo mas malo que pueda sobre Cuba, lo hicieron millonario y hoy posee una de las casas mas lujosas en Coco Plom, uno de lo tres vecindarios mas ricos de esta ciudad.
    Pero su fama llega a tanto, que en un espacio cómico de la televisión hispana, le dedicaron un vídeo en el que una voz oculta al publico pregunta (con la cadencia del locutor en cuestión),  mientras en una mesa se juega domino: Albertico, ya estamos listos para invadir a Cuba?..., a lo que el supuesto Albertico le contesta: "Estamos listos mi general, solo esperamos sus ordenes...".
   Porque no dudo que al final el señor Perez Roura se vista de general, pero no para montarse en un avión de combate, ni en un papalote infantil o un portaaviones o una chalupa, da igual. El, por su edad y su falta de pantalones con pañales incluidos, no podrida portar ni una ametralladora infantil, todo caso una tiradera con una "Y" de piñón lechero para tirarle piedras a los gorriones del Parque Central, en La Habana.
   Recientemente, según me comento un amigo, volvió a la carga en su espacio habitual, para desmentir la creación de una vacuna en Cuba para combatir o erradicar la diabetes. Tanto es su odio patético, que hasta eso le molesta, que los científicos cubanos, reconocidos tanto en los Estados Unidos, como en otros  países desarrollados, busquen soluciones a enfermedades tan terribles como esta.
   De todos modos, el nuevo General Araña, no tiene obligaciones para con su ex-tierra, pero los que la amamos y deseamos lo mejor para nuestro pueblo si, porque Cuba, es de todos.
 
       
   
   

martes, 8 de octubre de 2013

URGE MONTAR FABRICA DE CEREBROS

            Por Guillermo Alvarez

     En UNA APUESTA ECONÓMICA POR EL FUTURO, bajo cuyo titulo publica su comentario el colega Jorge Navarro Torres, de Camaguey, responde a "algunas personas no bien informadas" sobre  para que necesita esta provincia una fabrica  productora de leche en polvo, siendo esta la región ganadera mas grande del país?.
     El asunto se basa en  dos aspectos, uno interno  y el otro externo, de los que Cuba no ha estado ajena. El primero en  las prolongadas sequías, en las que los caprichos de la naturaleza han provocado, de un lado una baja tasa de natalidad ganadera y la mortalidad por falta de alimentación para el ganado.
     Una cosa ha traído en consecuencia la otra, al tener que importar el país grandes cantidades de leche en polvo en el mercado internacional, con un alza en los precios que se ha ido incrementando constantemente. En el presente 2013, hasta el pasado agosto, la tonelada se cotizaba en $4,679.00 dolares, inferior en un 0,7% a los registrados en julio, pero que al mismo tiempo supera los 45 puntos porcentuales a igual fecha del 2012.
     Aunque el añade que existen naciones como Argelia, con un 33.2% del volumen declarado, seguido por Brasil, con el 14.5%; Venezuela (13.3%) y China (10.3%), mi pregunta es si, se han presentado las misma causas en los países citados?.
      Porque por otro lado Nueva Zelanda, que es el mayor productor en el orbe de leche en polvo, debido a una sequía histórica, que ha sido el factor coyuntural en el marco del crecimiento sostenido del consumo en China, es la consecuencia del alza de los precios en el mercado mundial.  
      Desconozco que dicen las estadisticas de los últimos 13 años en La Isla en relación con sequías tan continuas, que no hayan permitido a "los vaqueros" de esos llanos lograr las cantidades de leche necesarias, en sus jornadas desde las  madrugadas, hasta las tardes.
   Creo que la idea de montar la susodicha fabrica, que proporcionaría una producción de 2,500 toneladas de leche en polvo al año, es valida, pero desde hace muchísimo tiempo ya Camaguey arrastra problemas crónicos con su ganadería.  Me atrevo a decir que mas objetivos, que subjetivos (sin descontar los "matarifes clandestinos" que tanto daño han causado también).
    En una ocasión, viajando desde Camaguey a La Habana, un amigo que me conocía  me pidió ayudara a un técnico francés a su llegada al aeropuerto Jose Marti, donde lo esperaría un funcionario de la Embajada de su país, pues el hombre no hablaba español.
   Durante el vuelo compartimos asientos y conversaciones. Había ido a montar la fabrica de yogourt en envases plásticos sellados, que empezó muy bien, pero como todo lo malo a lo que nos acostumbraron, igual, un día dejo de producir. Habían en la ciudad varios lugares dedicados a la venta del queso blanco por libras, yogourt en "vasitos", mantequilla incluso en pequeñas tinajitas de barro (símbolo de la provincia),  que luego, con la misma velocidad con que surgieron, desaparecieron.
     Por aquellos años 70, las sequías  que yo recuerde, no fueron tan grandes ni prolongadas, porque si suerte ha tenido Camaguey ha sido el paso de ciclones, cerca o por la misma provincia que ha dejado agua como para que las vacas tuvieran hierbas todo el año.
      El problema no radica allí, sino en las negligencias, en la falta de gente capacitada e inconscientes que no cuidaron la-naciente industria, como muchas otras.
     Por eso pienso, que no se pueden seguir arrastrando por toda la vida justificaciones, paternalismos  y mas mistificaciones,  mientras debería irse pensando al mismo tiempo en el montaje de una  gran industria, pero de CEREBROS, cargados ademas de masa gris, con  capacidades, conciencia, deseos de trabajar y con las mentes puestas en que todas las producciones tienen un único e importante sentido: el pueblo.
    Podría citar cientos de ejemplos de fabricas obsoletas adquiridas en el campo socialista y abandonadas a la vista del publico, como si aquellos fueran --lo eran--, vertederos populares.  Agradezco al colega y amigo Jorge Navarro Torres el pie forzado. Pero de ello hablare mas adelante.