domingo, 6 de marzo de 2016

Donald Rubio y Marco Trump

    La misma Porquería.  Da igual!.

                   Por Guillermo Alvarez

  Cuentan que el burro le dijo "guatacu" al mulo, el camarón "colorao" a la langosta y la rana "boquigrande" al cocodrilo. De ese mismo modo Donal Rubio y Marco Trump,  se enfrascan ahora en una guerra sucia y publica de palabras, para vergüenza de toda la nacion americana y el resto del mundo.
      Es así como dos traficantes --perdón, "aspirantes"--, a la presidencia de este país, de un mismo partido politico,  demuestran su falta de respeto, de dignidad, inteligencia, tacto, valores y toda la condición humana, a los millones  de personas que conforman la Unión y al mundo entero gracias al alcance de los medios masivos de comunicación, incluidas las redes sociales.
      Una batalla abiertamente obscena, en pos de demostrar quien tiene las manos mas grandes, en  sustitución explicita e implícita, de sus genitales, como si para dirigir este país se necesitara de ello y no inteligencia, cerebro, astucia, cultura general, respeto a la Constitución del país y sus leyes y a los propios votantes. 
      Me imagino a cualquiera de los dos en la oficina oval de la Casa Blanca impartiendo ordenes.
      Trump, haciendo galas de su fortuna, enviando tropas, incluidos veteranos y hasta a los niños, a la frontera mejicana para cerrar el paso, aunque fuera con la muerte, a cuanto miembro de ese vecino país intentara saltar el muro. Incluidos el resto de las personas de otros Estados latinoamericanos o de cualquier parte del mundo.
     Y a Rubio, con su aparente ingenuidad, mandando a cortar las relaciones con Cuba, aunque los escrotos, no le alcanzaran para declararle una guerra al país que nos vio nacer. 
     A ese que ni conoce ni importa, y del que se perdió la gran oportunidad de jugar con el resto de los niños de cualquier lugar "a la pelota" en las calles. De montarse en un caballito de palo, echo de piñón lechero, con dos guaticas de cueros recogidas en el piso de cualquier zapateria.
    Y que si probablemente algun día tuviera el valor de visitar Cuba, se pararía frente a la Farola del Morro y preguntaría donde es que se encuentra el malecón?...
    Por que mejor ambos no se van de vacaciones?: Trump a Honolulu, a bailar sobre las arenas de una playa privada al sabor de la musica hawaiana mientras muestra sus blanquisimas nalgas y el otro a la iglesia de San Lázaro a pedirle al viejo no le quite las muletas que lleva para mantener  apoyado, el poco cerebro que Dios le dio?.
   Y mas tarde para conciliarse el uno al otro, se dirigen a la misma peluquería, el rubio para que le retoquen su pelo con bijol, mientras el otro se arregla las uñas y las pestañas?
    De seguro este país se los iba a agradecer, porque que nacion respetaría a la mas llamada "poderosa del mundo", con un Presidente lunático y ostentoso o a un enano con delirio de grandeza?.  
    Esperemos que los Estados UNidos de America, no tengan por Presidente a Donal Rubio o Marco Trump, o,  a Donald Trump y Marco Rubio, que al final son la misma porquería. Da igual.
     
     
Publicar un comentario